LA CENERENTOLA

LA CENERENTOLA (Gioachino Rossini)
Valencia del 10 al 23 Diciembre 2020

Dramma giocoso en dos actos

Libreto de Jacopo Ferrettibasado en el cuento de hadas Cendrillon de Charles Perrault

Antiguo como la cultura eurásica a la que pertenecemos, este relato folclórico de la heroína oprimida y sus salvadores sobrenaturales está presente en muchas formas a lo largo de la historia cultural. Giambattista Basile en 1634, Perrault en 1697 y Grimm en 1812, la fijan -con variaciones argumentales- en el imaginario de nuestras infancias y dan un especial significado a un zapato perdido y a la magia de la media noche en la vida de cualquier muchacha triste de manos y ropas cenicientas. Poco importa pues que Jacopo Ferretti reviviera el relato de Perrault cambiando para Rossini a la madrastra por un padre mezquino y despistado; al hada por un filósofo preceptor del príncipe y al perdido zapato por una pulsera. Todo cambia y todo sigue, en el fondo, igual: la cenicienta Angelina verá cambiar su vida y el príncipe cambiará la suya a su lado. La vida es esperanza junto al fuego. La vida avanza, no por cuestión de magia, sino de filosofía.

Las producciones de Laurent Pelly se han hecho famosas en el mundo entero. Se ven en el Metropolitan, Covent Garden, las óperas de Viena y París, la Scala, entre los teatros más importantes. Y no es para menos. El director de escena francés crea un lenguaje escénico que ensambla a la perfección el trabajo actoral -que tanto exige de los cantantes- con su idea de vestuario y escenografía, sacando el máximo partido a la música, especialmente en las obras cómicas. Les Arts, en colaboración con las óperas de Ámsterdam y Ginebra, presenta una nueva producción de La Cenerentola, que supone el debut de Pelly en València. Contará en el foso con una de las mejores batutas belcantistas, la del maestro italiano Maurizio Benini, y en el escenario con la mezzosoprano Anna Goryachova, la Cenerentola de referencia en la actualidad, además del tenor René Barbera como Don Ramiro, un experto rossiniano que ha sido invitado por el Metropolitan, la Scala y las óperas de Berlín, París y Viena. La parte bufa de la obra recae sobre el más aplaudido Don Magnifico de los últimos años: el bajo-barítono zaragozano Carlos Chausson.

Equipo creativo

Dirección musical Dirección de escena y vestuario Escenografía Diseñador de vestuario asociada Iluminación
Carlo Rizzi Laurent Pelly Chantal Thomas Jean-Jacques Delmotte Duane Schuler

Reparto

Don Ramiro Clorinda Angelina Alidoro Dandini Don Magnifico Tisbe
René Barbera Larisa Stefan++ Anna Goryachova Riccardo Fassi Carles Pachón Carlos Chausson Evgeniya Khomutova++

Cor de la Generalitat Valenciana Director Francesc Perales

Orquestra de la Comunitat Valenciana

++Centre de Perfeccionament

Nueva producción de Palau de Les Arts Reina Sofía, en coproducción con la Dutch National Opera y el Grand Théâtre de Genève

SOLICITAR PRESUPUESTO

Sinopsis

El príncipe Don Ramiro busca una esposa hermosa y virtuosa. Disfrazado de sirviente, se introduce en el hogar de Don Magnifico, donde conoce a sus vanidosas hijas Clorinda y Tisbe y a su hijastra Cenerentola, joven humilde y bondadosa obligada a trabajar como criada para su familia. Ayudada por Alidoro, tutor de Don Ramiro, Cenerentola acude de incógnito al baile del Príncipe. Dandini, disfrazado de príncipe, es cortejado por las dos hermanastras, mientras que Cenerentola conquista el corazón del auténtico Príncipe. Al abandonar la fiesta, se despide de él dejando un brazalete gemelo del que lleva en el otro brazo con la esperanza de que éste la reconozca en su entorno humilde y, pese a ello, la ame de verdad. Así sucede finalmente: Don Ramiro descubre que la muchacha que sirve en casa de Don Magnifico es Cenerentola y se casa con ella.

ARGUMENTO

ACTO I

El príncipe Don Ramiro ha organizado un baile para elegir esposa. Alidoro, su tutor, acude a la mansión del barón Don Magnifico disfrazado de pordiosero. Quiere investigar si alguna de sus hijas encaja en el perfil de muchacha virtuosa que busca para Don Ramiro. El panorama que encuentra es que Clorinda y Tisbe, hijas de Don Magnifico, pasan el tiempo acicalándose para atraer la atención de algún hombre rico que las mantenga, mientras que Angelina (Cenerentola), hijastra del barón, trabaja para su familia como si fuera una criada y es la única que le presta atención.

Una comitiva real llega para invitarlos al baile. El príncipe, disfrazado de sirviente, observa estupefacto el comportamiento de Clorinda y Tisbe. Cuando su mirada se cruza con la de Cenerentola, al instante surge el flechazo entre ambos. Poco después, Dandini, camarero de Don Ramiro que se hace pasar por el príncipe, acude a formalizar la invitación. Cenerentola también quiere ir al baile, pero el barón, mintiendo, afirma que ella es la criada de la casa. Finalmente, todos parten hacia el palacio, a excepción de la humillada Cenerentola y Alidoro, quien la consuela y la invita al baile con la petición de que asista de incógnito.

En el palacio, Dandini, que sigue haciendo las veces de príncipe, recibe a los invitados. Tisbe y Clorinda coquetean con él de manera grotesca. La entrada de una dama ataviada con velo acapara la atención. Cuando descubre su rostro, Don Magnífico y sus hijas notan cierto parecido con Cenerentola. Dandini avisa de que la cena está servida y que tras el baile elegirá esposa.

ACTO II

La misteriosa dama ha causado fascinación durante la cena. Dandini intenta cortejarla, mas Cenerentola lo rechaza con elegancia y le confiesa que está enamorada de su sirviente. Don Ramiro, al oír la conversación, se emociona y se acerca a ella. Pero Cenerentola tiene que partir. Antes de hacerlo le deja un brazalete que es gemelo del otro que lleva en el brazo derecho. Él deberá encontrarla y si entonces, viéndola rodeada de pobreza, aún la quiere, será suya. Dandini despide a los invitados y revela a Don Magnifico que él en verdad no es el príncipe, sino un simple sirviente. El barón, indignado por semejante broma, parte furioso junto a sus hijas. De regreso a su hogar encuentran a Cenerentola ocupada en sus quehaceres tal como la dejaron.

Una carroza en la que viajan Dandini y Don Ramiro vuelca fuera de la mansión del barón. Piden ayuda a Don Magnifico. Éste se deshace en atenciones con Don Ramiro y ordena a Cenerentola que le traiga un sillón al príncipe. Cuando ella ofrece el asiento a Dandini, Don Magnifico le hace ver que el príncipe es el otro, el que ella considera un sirviente. La muchacha se ruboriza. Don Ramiro, que observa el brazalete que lleva Cenerentola, estalla de alegría al comprobar que se trata de la joven que estaba buscando. El príncipe le pide matrimonio y decide castigar a Don Magnifico por haber maltratado a su hijastra. Cenerentola, a pesar de todo, perdona a su familia y la boda se celebra felizmente.

Fuente: lesarts.com
Fuente imagen: lesarts.com



Compartir :

Deja un comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On Twitter